Cociña-bar

Culuca Cociña-Bar es un espacio gastronómico con personalidad en pleno centro de A Coruña. Un local concebido para el disfrute de los sentidos en el que lo tradicional y lo innovador se funden en una perfecta armonía.

Los trazos de Culuca se dibujan a partir de dos grandes espacios: el bar y el restaurante. Dos ambientes distintos que giran entorno a un denominador común, su gran cocina acristalada. Desde sus fogones, que se muestran como una ventana abierta al disfrute y la curiosidad, surgen estas dos salas de ambientes complementarios.

Foto comedor culuca Foto culuca 2 Foto cocina cocina Foto culuca 4 Foto culuca 5

La zona bar ofrece un ambiente informal, un rincón donde se hace un guiño a lo tradicional y cotidiano. La inmediatez y la cercanía del día a día se visten aquí con el aroma del café y el pan fresco, que, con el paso de las horas, van dejando espacio al gusto por el chateo, el picoteo y las tapas. La apuesta por la continuidad y la tradición se completa con una amplia y elaborada oferta de coctelería que propone apetecibles fórmulas, desde los tragos clásicos a los más vanguardistas, para cualquier momento del día. Conversar, comer, beber y disfrutar se vuelven actos inevitables entre estas paredes.

El contraste con la zona bar la encontramos en nuestro restaurante. La otra mitad de un todo. Una sala cuidada en donde los detalles se convierten fundamentales. El equilibrio cromático, su luz cuidada y una confortable y perseguida acústica lo convierten en un espacio perfecto para saborear nuestra cocina.

Detrás de Culuca

El proyecto Culuca Cociña-bar es una apuesta personal de su propietario, Chisco. Cocinero de profesión, este joven coruñés de 30 años cursó sus estudios de cocina en el Centro Superior de Hostelería de Galicia. Tras su etapa académica ha trabajado en prestigiosos restaurantes a lo largo y ancho de toda la geografía española.

Con su trabajo, ha tenido la oportunidad de formar parte de los equipos de cocina de prestigiosos restaurantes de cocina de vanguardia como Casa Marcelo (Santiago de Compostela), Pepe Vieira (Pontevedra) o El Poblet, de Quique Dacosta (Denia, Alicante). Además de su labor en las prestigiosas cocinas nacionales ha realizado distintos stage tras los fogones de restaurantes de urbes europeas de la talla de Londres.

Tras casi una década acumulando experiencia, decide volver a su ciudad natal para fundar un local en el que continuar escribiendo su propia historia. Y es allí, en su barrio, en su calle, en el bajo de la casa de su abuela Culuca, donde decide emprender esta experiencia en la que conjuga el sabor añejo de la familia y las raíces con los aromas nuevos de otros lugares y otras culturas.